select country
ROSSANO FERRETTI

A story of beauty

"Vivo para este o cio, siempre lo he amado y respetado completamente. Trabajando con el cabello he participado en la transformación de mi época - y sigo haciéndolo, respaldado por mi grupo, cada día."

Mi historia

Nací en 1960 en Campegine, un pueblecito de 500 habitantes en la provincia de Reggio Emilia. Mi abuelo Renato era un barbero y con su moto Lambretta trabajaba a domicilio en la plaza del pueblo, y mi madre Giliola, que era peluquera, abrió en 1962 en Campegine un salón con dos butacas. Yo era un niño que adoraba la belleza y la armonía de las proporciones y fui guiado por mi familia a seguir los pasos de nuestra tradición, tanto es así que a la edad de 14 años ya estaba en la escuela de peluquería. Después de un año en la escuela de estética, estaba listo para nuevos desafíos, por lo que me desplacé a Londres, donde descubrí el diseño aplicado al cabello. Viajaba por doquier para identi car y crear mi propio estilo, impulsado por el deseo de ofrecer servicios de lujo exclusivos y personalizados a celebridades, personas in uyentes y protagonistas de la mundanidad internacional.

timeline
All’origine…

1954

El abuelo Renato

corta el cabello a un chico en la plaza del pueblo de Campegine (Reggio Emilia, Italia).

timeline
…DEL FUTURO

1962

Mamá Gigliola

corta el cabello a una señora en el salón contiguo a su casa de Campegine (Reggio Emilia, Italia).

La Belleza no es causada: es. Persíguela y desaparece. No la persigas, y permanece. Supera las arrugas en el prado, cuando el viento desliza sus dedos por él.

Emily Dickinson, 1850
En Parma, pequeña ciudad con encanto,

con legados romanos, medievales y neoclásicos, ahondamos las raíces y encontramos nuestra fuente de inspiración, para mezclarla después con el mundo.

salon
salon
salon
SALONI

Abrí mi primer salón en Parma, seguido después por Verona, Madrid, Roma, Milán, Belgrado, Miami, Bombay, Nueva York, Los Ángeles, Nueva Delhi, Maldivas, Pekín, Shanghai, Dubai, Mónaco, Abu Dhabi y Singapur. Un salón Rossano Ferretti es una experiencia sensorial única, donde cada detalle gira alrededor del bienestar. Mi estilo es el resultado del encuentro entre exploraciones geográ cas y diferentes formas de expresión del arte, la literatura, y la música. Actualmente, estamos entre los embajadores mundiales del sector de la belleza. Así como los mejores hoteles y restaurantes del mundo son reconocidos como destinos propiamente dichos, intento hacer posible que también mis salones, ubicados en muchas de las zonas y de las ciudades más bellas del mundo, sean reconocidos como una experienza inconturnable.

Il nostro modo di
essere Italiani

Quien nace en Italia dispone de un privilegio excepcional: puede nutrir su alma de belleza, simplemente admirando lo que la naturaleza y el hombre han sembrado en esta curiosa península. Cuanto más viajamos y nos abrimos al mundo, más nos damos cuenta del valor de nuestra herencia cultural: una educación a la belleza recibida espontáneamente, día tras día.

METODO

La clave para el éxito ha sido la creación de mi método en 1994. Mi instinto natural por la belleza ha llevado a una revolución en la forma de entender el estilo del cabello: el corte en caída natural, convertido luego en el corte invisible. He colaborado con las mejores marcas en la industria, L’Oreal y Wella, socios ideales para perseguir esa excelencia en el servicio, que es una condición indispensable del “Método”. He sido el “Portavoz Internacional” de Wella y L’Oreal Professionnel Luxury Brands por muchos años. Recientemente, estoy muy orgulloso de haber sido nombrado el primer y único embajador global de Coty Professional Beauty. Ser la cara, en todo el mundo, de marcas tan prestigiosas como Wella, GHD y OPI, me permite continuar mi camino de excelencia con un socio que comparte mi visión de belleza individual y personalizada. Continúo desarrollando un concepto de Franquicia de Lujo y formas de colaboración con los mejores Hoteles para ampliar, de forma muy selectiva, mi visión de Luxury Experience Salons.

ROSSANO FERRETTI

a story of beauty